Dieta sobre la lactancia

Serious calm careful young black mom sitting on sofa bed and breastfeeding baby while holding son in arms

Recuerda que cada ser humano es único e irrepetible.

Existen creencias que han pasado de generación en generación sobre este tema. Si bien es cierto la experiencia de nuestros ancestros no podemos desconocerla, en este artículo les damos claridad frente a lo que se conoce actualmente.

Para muchas de nuestras abuelas, era costumbre hacer una “dieta especial” luego del parto que consistía en comer gallina tierna durante 40 días y restringir muchos alimentos pues alteraban la digestión de los bebés. Esta creencia ha sido transmitida de generación en generación en muchos hogares, pero con el modernismo y las madres trabajadoras las cosas han cambiado un poco.

Desde el punto de vista científico, no hay una explicación lógica para dicha rutina ni para la dieta de exclusión de algunos alimentos en la dieta. En algunos pacientes, y son más bien casos puntuales que generales, puedes encontrar que ciertos alimentos les generan algo de malestar y gases a los niños, e incluso algo de rechazo a la leche por alteración del sabor.

Los alimentos que están implicados en esto son la cebolla y el ajo, así como las leguminosas (frijoles, garbanzos, lentejas), coles y repollo, así como el café o las bebidas oscuras, entre otros. En importante resaltar que no es que no se puedan comer o tomar dichos alimentos, lo que se indica es observar la respuesta de tu hijo con su consumo y no excederse en la cantidad que comes.

 

Queremos estar conectados contigo y enviarte información valiosa para la crianza y desarrollo de tu hijo.

Comparte tus datos con nosotros y haz clic en Suscribirme
Buy now